Contacto:
Nutrióloga Lanier Dabruzzi
(202) 973-4780

lanier.dabruzzi@porternovelli.com

Nutrióloga Jenny Heap
(209) 343-3244

jheap@almondboard.com

Modesto, Calif. (14 de noviembre de 2011) El Día Mundial de la Diabetes marca un esfuerzo global por sensibilizar y educar sobre esta enfermedad, la cual se espera que para el 2025 afecte al 8% de la población global. Adoptar hábitos alimentarios saludables conforma uno de los principales puntos en la lista de recomendaciones para prevenir y controlar la diabetes.1 De hecho, múltiples estudios científicos recientes han demostrado que una dieta saludable que incluye el consumo diario de almendras puede ayudar a mejorar ciertos factores de riesgo para la diabetes y para mantener niveles saludables de azúcar en la sangre.

Recientemente, un estudio publicado en Metabolism: Clinical and Experimental (Chen et al) demostró que incorporar almendras en una dieta diseñada con base en los lineamientos alimenticios del Programa Nacional de Educación en Colesterol (NCEP) fase II, que recomiendan el consumo de menos de 7% de calorías de grasa saturada diarias y menos de 200 mg de colesterol diarios, mejoró la sensibilidad a la insulina y los perfiles de lípidos en pacientes chinos con diabetes tipo 2.
2 Los participantes fueron captados de la Clínica de Endocrinología del Hospital de la Universidad Médica de Taipéi en Taiwán. En este estudio aleatorizado se asignó a 20 pacientes una dieta control sin almendras o con almendras durante 4 semanas con un periodo de 2 semanas de descanso. La dieta con almendras se preparó incorporando almendras enteras tostadas sin sal en platillos fuertes, postres o snacks para remplazar 20 por ciento de las calorías de la dieta NCEP fase II. En promedio, los participantes consumieron 56 gramos (2 onzas) de almendras por día. La dieta con almendras disminuyó significativamente los niveles de insulina y de glucosa en ayuno, así como los niveles totales de colesterol (TC), niveles de colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) (o malo) y proporción de colesterol HDL (lipoproteína de alta densidad) (o bueno) con TC (HDL:TC) en comparación con la dieta control.3

Las limitantes de este estudio incluyeron el tamaño de la muestra, la duración del estudio, la falta de una prueba oral de tolerancia a la glucosa y falta de lecturas de hemoglobina A1c. El tamaño de la muestra para este estudio se considera pequeño para un estudio de alimentación, por lo que quizá los resultados no sean extrapolados para usarse en una población mayor. Aunque el estudio mostró que el consumo de almendras disminuyó los niveles de insulina y glucosa sanguínea en ayuno, para poder evaluar el efecto en la acción de la insulina, se necesita una prueba oral de tolerancia a la glucosa, pero no se administró ninguna. Por último, debido a que la hemoglobina A1c es una medida de lecturas de glucosa sanguínea en un periodo de 2 a 3 meses, no se evaluó en este estudio, ya que las intervenciones del estudio sólo duraron 4 semanas a la vez.3

Los resultados de este estudio respaldan los hallazgos de un estudio similar publicado en el Journal of the American College of Nutrition en junio de 2010. Datos de este estudio sugieren que consumir una dieta adicionada con almendras puede ayudar a las personas con prediabetes a mejorar la sensibilidad a la insulina y mantener niveles saludables de colesterol LDL (malo).4 El estudio observó los efectos de consumir una dieta adicionada con almendras en factores vinculados al progreso de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular en adultos con prediabetes. Después de 16 semanas de consumir una dieta con almendras o una dieta libre de nueces, ambas siguiendo los lineamientos de la American Diabetes Association (ADA), el grupo que consumió la dieta con almendras mostró mejoras estadísticamente significativas en las mediciones de sensibilidad a la insulina y mejoras clínicamente significativas en los niveles de colesterol LDL, los cuales son factores de riesgo para enfermedad cardiaca y diabetes tipo 2.5, 6 Algunas salvedades son que a pesar de que se pidió a los participantes en el estudio en ambos grupos que consumieran la misma cantidad de calorías de carbohidratos, hubo menos consumo auto reportado de carbohidratos entre las personas del grupo de almendras y, aunque las dietas fueron calculadas por nutriólogas registradas, los alimentos no fueron consumidos. Los datos sobre dieta y nivel de actividad física del estudio se basaron en el reporte de participantes.

"Esta nueva investigación, la cual sugiere que incorporar almendras a una dieta saludable puede ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina y mantener niveles saludables de colesterol LDL, es muy alentadora", dijo la Nutrióloga Jenny Heap, Directora de Marketing de Profesionales de la Salud en el Almond Board of California. "Aunque se requiere de más investigaciones para confirmar esta relación, es de especial ayuda para entender que el consumo de almendras puede ser benéfico en las primeras etapas de la diabetes".

Para obtener más información sobre almendras y diabetes, deliciosas recetas de almendras o ideas para incorporar almendras en una dieta saludable, visite la página
AlmondBoard.com/Diabetes

Para obtener más información sobre el Día Mundial de la Diabetes, visite www.worlddiabetesday.org.

Acerca del Almond Board of California

Los consumidores de todo el mundo disfrutan las almendras de California por ser un producto natural, nutritivo y de calidad, lo que hace de ellas la exportación agrícola líder de California en términos de valor. El Almond Board of California promueve las almendras a través de su enfoque basado en la investigación de todos los aspectos de comercialización, cultivo y producción a nombre de más de 6,000 agricultores y procesadores de almendras de California, muchos de los cuales han sido operaciones familiares por generaciones. Establecida en 1950 y con sede en Modesto, California, el Almond Board of California es una organización sin fines lucrativos que administra una Orden de Comercialización Federal decretada por agricultores bajo la supervisión del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Para obtener más información sobre el Almond Board of California o sobre almendras, visite la página www.AlmondBoard.com.

 

 # # #


1 International Diabetes Federation: Diabetes Atlas. 3rd edition. http://www.eatlas.idf.org

2 National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III). Third report of the National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults (Adult Treatment Panel III) final report. Circulation 2002;106: 3143-421.

3 Sing-Chung Li, Yen-Hua Liu, Jen-Fang Liu, Wen-Hsin Chang, Chaio-Ming Chen, C.-Y. Oliver Chen. Almond consumption improved glycemic control and lipid profiles in patients with type 2 diabetes mellitus. Metabolism Clinical and Experimental. 60 (2011) 474-479

4 Wien M, et al. Almond consumption and cardiovascular risk factors in adults with prediabetes. J Am Coll Nutr. 2010 Jun;29(3):189-97.
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed?term=Wien%20M%2C%20Almond%20consumption%20and%20cardiovascular%20risk%20factors%20in%20adults%20with%20prediabetes.

5 Scientific evidence suggests, but does not prove, that eating 1.5 ounces per day of most nuts, such as almonds, as part of a diet low in saturated fat and cholesterol may reduce the risk of heart disease.

6 Good news about fat. U.S. Dietary Guidelines recommend that the majority of your fat intake be unsaturated. One serving of almonds (28g) has 13g of fat and only 1g of saturated fat.